martes, 25 de marzo de 2014

La niña de la playa




Venía cada noche, su presencia arropaba la playa con una tenue candidez que transformaba el invierno. Yo la miraba de lejos, preguntándome por su presencia solitaria, por su pálido rostro de nueve años. Una noche se me acercó, la mirada sabia, la seguridad de la inocencia. Me tomó de la mano y se terminaron para siempre mis preguntas.








Para adquir libro pincha aquí

1 comentario: