lunes, 16 de abril de 2012

La patria verdadera

Una mano en el pecho no significa nada.
A menos, claro está, que la mano y el pecho sean de distintas personas.


Texto: Libertad Morales
Foto: Laura Cabrera