sábado, 1 de mayo de 2010

Cuarzo rosa

Son cigarros que dejé de fumar, gotas de infusiones que no me hacen dormir, mil lágrimas encaramadas al olvido y avanzar es sólo una forma de sobrevivir.
Huecos de ausencia en los pliegues de la sábana, arena curiosa, agua que sigue sin venir y mil trazos de pérdida en cada mirada.
Coloco velas rojas, lucecitas encendidas buscando la metafísica del amor, arrastrada al espacio de lo inaccesible, con la fe ciega de los desesperados.
Volver a sentir me aterra, dejar de sentir me mata.
Esconderme ya no es una alternativa.