viernes, 19 de marzo de 2010

Incluso en estos tiempos

Ya no tengo 20 años, pero ahora es como si los tuvieras. Yo te quiero, quiero una familia, un pequeño bicho (menos peludo que el perro y las gatas) canturrenando burradas por la casa- y lo mismo me da que sea en italiano, español o francés, pero por dios no se lo dejes a los germánicos-, pero el caso es que tantas milongas sobre el poeta urbano me han comido el seso, o sorbido o coco, y yo qué sé. El caso es, volviendo a los orígenes, que no sé si es mejor la oveja del país o la del otro. Ay, cuanto estrés. Y lo escribo en español que me crea menos ansiedad.